¿Es verdad que la Gingivitis se contagia?

La respuesta a esta pregunta es afirmativa, pero tiene algunos matices que detallamos a continuación. La gingivitis es una enfermedad de las encías. Puede transmitirse a través de la saliva, entre miembros de una pareja o familia y, para que se produzca un contagio, la persona que lo reciba debe tener sensibilidad hacia las bacterias que forman la placa.

Aunque parezca raro, a esta pregunta me la hacen muy a menudo en la clínica dental, cuando les voy a realizar una limpieza bucal .

La boca contiene una mezcla de bacterias buenas y bacterias malas. Algunas de estas bacterias “malas” producen las Caries y la Gingivitis. Éstas son las denominadas enfermedades periodontales. Los síntomas más evidentes de la Gingivitis son encías rojas o inflamadas, sangrado de encías de manera espontánea, sangrado de encías al cepillarse, mal aliento e incluso dientes flojos.

¿Cómo evitar la Gingivitis?

Lo ideal será ser muy consciente de los hábitos de higiene bucal diarios que tengas, que tu boca esté libre de gérmenes como sea posible. Asegúrate de que tu pareja cuide de su salud bucal también a través del cepillado, hilo dental y enjuague bucal pero sobre todo, y lo más importante, que sepas que visita periódicamente al dentista.

Hay que tener muy en cuenta que los síntomas de la Gingivitis no son dolorosos hasta que ya es demasiado tarde.

No te confíes. Hazte una revisión!

Hay que tener claro que cuando besas profundamente a tu pareja se intercambian una gran cantidad de bacterias. Algunos estudios afirman que pueden llegar a moverse cerca de medio millar de bacterias por un beso apasionado. Pero no todas las bacterias son malas para la salud, ya que muchas tienen una función beneficiosa. Tampoco todo el mundo tiene la misma predisposición a las enfermedades gingivales.

Gracias a ciertos estudios científicos, ahora sabemos que hay determinadas personas que tienen una mayor tendencia a la Gingivitis y a la Periodontitis. Ese es el motivo por el que hay familias enteras que sufren estas enfermedades.

Por ello ante cualquier evidencia, es muy importante hacer una visita con el especialista y estar tranquilos.