El Dolor de Muela (o de cualquier diente)
4.6 (91.11%) 27 votes

Seguramente ya sabrás que el dolor de muela es el más fuerte, sólo detrás del dolor de un parto, y no es para menos. Cuando esto sucede es porque la afección está actuando directamente sobre el sistema nervioso.  La causa más común de este problema es por una Caries que, con el paso del tiempo, se ha profundizado tanto que ha dañado el esmalte, la dentina y ha llegado hasta la pulpa. La pulpa es el tejido blando de nuestros dientes, donde se encuentran los nervios que nos permiten tener sensibilidad en cada pieza.

Cuando vemos que tenemos una Caries es porque ésta ya es demasiado grande. Pero incluso, el caso más común es que, como no nos duele hacemos caso omiso y continuamos con nuestra vida cotidiana como si nada pasara. La Caries continúa su proceso, avanzando a través de las capas del diente hasta que se desata la debacle y es en este punto donde recién acudimos al dentista para que nos quite el dolor. Demasiado tarde.


Ahora, el proceso será más doloroso, llevará más tiempo darle una solución, el tratamiento será más costoso y el diente quedará más afectado que si lo hubiésemos tratado a tiempo.

Caries Profunda

Por este motivo, la prevención y las revisiones periódicas son un factor clave para evitar el dolor de muela intenso y unos tratamientos de un precio más elevado. En nuestra sección acerca de los precios de tratamientos dentales puedes observar que reconstruir una Caries sólo cuesta, en general 80€ mientras que en la situación más grave, pero al mismo tiempo, la más común, el tratamiento puede llegar a costar hasta 900€. Sin duda, siempre es mejor prevenir que curar.

Otros motivos por el que se produce el Dolor de Muelas

Además de las caries, también hay otros motivos que pueden causar  infección e inflamación en la pulpa dental. Los más típicos son los traumatismos (golpes) o también la erosión que se produce en los dientes por el bruxismo o por una mordida anormal, así como una enfermedad en las encías. La aparición de nuevos dientes es una causa de dolor en bebés y niños en edad escolar, aunque en este caso es absolutamente normal y sólo se debe administrar medicamentos para paliar los síntomas.

La Endodoncia, el tratamiento más frecuente

Si bien es cierto que, según cada caso la solución específica puede variar, la Endodoncia es la solución que se presenta de forma más habitual. Si tenemos una enfermedad en las encías, lo acertado será comenzar de inmediato un tratamiento de Periodoncia, pero siempre es el dentista quien valorará de acuerdo a las causas y al estadio del problema como solventarlo o a que especialista derivar a cada paciente.  

La Endodoncia es el tratamiento por medio del cual se desvitaliza el diente removiendo la pulpa, nervios y vasos sanguíneos. Se vacía y se desinfecta la cavidad, dejando únicamente los tejidos duros del diente. El proceso no es doloroso porque se realiza bajo anestesia local y, pasada esta etapa el diente ha perdido toda sensibilidad y ya no dolerá. Se rellena la cavidad con un material temporal hasta que, pasada una semana, se verifica que todo esté en buenas condiciones. En la siguiente cita con el dentista se procede reconstruir la pieza y se cierra la abertura con un empaste temporal para evitar que los restos de comida o líquidos entren a los conductos de las raíces.

Corona dental
En este caso, se está por colocar la corona que protege un incisivo central, luego de una Endodoncia.

La Endodoncia es un tratamiento muy invasivo que, aunque mantiene la pieza dental, ésta ya no es tan fuerte como en su estado natural. Para evitar posibles fracturas durante la masticación y el filtrado de bacterias hacia el interior del diente se coloca una corona que soporta la carga de la masticación y sella la cavidad en busca de evitar futuras infecciones.