Salud oral

¿Qué alimentos podemos tomar para cuidar nuestros dientes?

Una correcta alimentación es una de las bases que tenemos los seres humanos para llevar una vida sana y mantener una buena salud general. Sin embargo, también es esencial si queremos mantener nuestra boca libre de problemas. 

Cuando no tenemos cuidado con lo que comemos, abusamos de las bebidas azucaradas y por lo tanto, no seguimos una dieta adecuada; lo más normal es que la incidencia de caries en nuestra boca aumente

Por eso es tan importante que tengamos en cuenta qué nutrientes son beneficiosos para nuestro organismo (y por supuesto también para nuestra boca) y qué alimentos son perjudiciales para nuestra salud oral.

Sin embargo, a la hora de cuidar tu boca, no debes olvidar que una buena higiene es la base de todos los cuidados. Cepíllate los dientes después de cada comida y utiliza hilo dental y enjuagues bucales cuando sea necesario. Si tienes dudas sobre cómo mantener unos buenos hábitos de higiene bucodental, no dudes en contactar con nosotros.

Identificando alimentos perjudiciales

A la hora de identificar qué debemos comer y qué no para mantener una buena salud bucodental, existen una serie de factores en los que debemos fijarnos:

Azúcar: la cantidad y frecuencia con la que la tomamos está completamente relacionada con la aparición de caries en nuestros dientes. Los azúcares se convierten en ácido tras metabolizarse y desgastan el esmalte de nuestros dientes.

Consistencia: en general los alimentos más blandos suelen permanecer más tiempo en nuestra boca que los alimentos más duros.

Pegajosidad: los caramelos masticables o las golosinas pasan más tiempo entre nuestros dientes y por lo tanto, les hacen más daño.

¿Qué alimentos debemos incluir en nuestra dieta?

De la misma forma que hay alimentos que debemos intentar no tomar, o reducirlos al mínimo para proteger así nuestra salud oral; existen otros alimentos cuyo consumo debemos aumentar porque son ricos en diversos nutrientes muy beneficiosos para el organismo.

  • Agua: es el mejor hidratante para nuestras encías que tenemos a nuestra disposición y mejora la producción de saliva.
  • Queso y otros lácteos: ricos en calcio y fósforo, estimulan la producción de saliva y ayudan a reconstruir el esmalte dental, algo esencial para protegerse frente a las caries.
  • Té verde: es esencial para luchar contra las bacterias maliciosas de la boca y por lo tanto es un gran aliado en la lucha contra la caries.
  • Manzanas y naranjas: los antioxidantes que contienen estas frutas son perfectos nutrientes anti-bacterianos.
  • Apio: estimula la producción de saliva y ayuda a limpiar los dientes.